¿AYUDA CON EXPORTACIONES? CONTÁCTAME
Trabajando para hacer que las cosas pasen

Gestión de stocks

El almacén central: el mejor aliado para la reducción de stocks

Una racionalización de la logística de distribución de almacenes, tiene una repercusión directa en una drástica reducción del nivel de stocks y de los costes de transportes; convirtiéndose en una herramienta que permite obtener mayor liquidez en una época de crisis financiera como la actual.

Bien es sabido que no existen soluciones mágicas que puedan ser aplicadas con igual éxito en cualquier sector económico. La logística ofrece diferentes opciones en la distribución de almacenes para permitir la gestión de unos stocks lo más reducidos posibles.

Un único almacén para racionalizar el stock

La validez de una opción u otra, vendrá condicionada por las circunstancias en las que se desarrolle cada sector, como por ejemplo, la pluralidad o no de los proveedores, la ubicación de los mismos, el target de nuestro mercado o mercados objetivo, la dispersión o no del mismo, etc.

La solución más socorrida ha sido y sigue siendo la reducción de la pluralidad de almacenes a un único almacén central. Conviene saber, por tanto, por qué la reducción de almacenes contribuye a poder disponer de un único almacén con menos stocks y a que parte del stock afecta más y cómo; de ese modo siempre se podrá estar en disposición de poder disminuir su tamaño.

El almacén central en la logística integral

Posiblemente, el motivo por el cual, la reducción de almacenes a un único almacén central es la solución más socorrida se deba a que, por sí misma, ya implica unareducción de costes de una serie de almacenes que desaparecen de la distribución logística.

Conviene saber, no obstante, que existen otras soluciones como los stocks de choque, la distribución directa, la frontera flexible, la distribución en cascada, etc.

La opción de la supresión de una distribución logística basada en varios almacenes a un único almacén es el que reporta la mayor reducción de los niveles de stock. Cuantos más sean el número de almacenes que suprimamos en la logística de distribución (SCM) mayor será la reducción del nivel de stocks.

La Ley de la Raíz Cuadrada

La disminución del nivel de stocks se puede calcular con bastante exactitud aplicando la Ley de la Raíz Cuadrada.

Antes de centralizar en un sólo almacén la pluralidad de almacenes que en cada momento se tenga, exige una reflexión estratégica seria, ya que si bien es cierto que se producirá una reducción del nivel de stocks, no está claro que vaya a realizarse, un ahorro en transportes. Deberá calcularse previamente, los costes de transportes del nuevo escenario que se genera ante la opción de un único almacén central.

Otro punto a considerar en la reflexión estratégica está en los niveles de calidad
Si el almacén central está muy alejado de los clientes finales, se producirán tarde o temprano fallos en los tiempos de entrega y, dado también la mayor distancia en la que se encuentre el almacén central, los costes de no calidad se verán incrementados o/y mayores tiempos de demora en la subsanación de las situaciones de no calidad, lo cual siempre acaba por repercutir en la cuenta de resultados.


eBook Gratis sobre Comercio Exterior

Zúñiga Consultores

C/ Solano Botos, 5
49430 - Villaescusa (Zamora)
+34 633 321 723

Newsletter

eBook Gratis sobre Comercio exterior

© Copyright 2018 Zúñiga Consultores. Todos los derechos reservados.

Buscador