¿AYUDA CON EXPORTACIONES? CONTÁCTAME
El conocimiento es para compartirlo

Diseño de almacenes

Cómo optimizar el espacio disponible de un almacén

La logistica de almacenes ofrece una amplia variedad de soluciones en lo que a la optimización del espacio destinado al almacenaje se refiere.

Esta fase de optimización de los almacenes no debe estar desligada de la gestión de los transportes desde un punto de vista de la logística integral.

Almacenaje y transportes, si bien son conceptos diferentes, deben trabajarse simultáneamente si se quiere reducir los costes logísticos de distribución.

Almacenaje sin pasillos

Ya sea por la propia naturaleza de la mercancía, la carestía del terreno en donde se ha decidido ubicar el almacén como por la especificidad propia del almacén en sí, en el caso de los almacenes frigoríficos, por ejemplo; son diversas los soluciones logísticas que se ofrece a los almacenes sin pasillos.

Para almacenar mercancía a granel:

Puede almacenarse, según la naturaleza de la misma, en depósitos, silos o bien en pilas al aire libre.

Almacenamiento en bloque de mercancías:

Para las mercancías que van en palets o no y que permiten ser remontadas entre si formando un bloque de modo que no sea necesario ningún tipo de estanterías. Conviene advertir que debe establecerse un buen sistema de entradas y salidas para evitar que haya mercancías que queden mucho tiempo en el almacén sin salir.

Almacenamiento compacto de mercancías sobre estanterías fijas para palets no remontables:

En este tipo de estanterías no hay pasillos que los separen, todas las estanterías se agrupan en columnas y los palets se van almacenando en estas columnas desde el fondo hacia a fuera, a través de unos satélites en los que se cargan los palets y son éstos los que entran y salen de las columnas del almacén contacto. Dentro de este sistema se diferencian dos modalidades:

    1. Drive In: Para mercancías que no deben seguir el sistema FIFO (First In First Out).
    2. Drive Trhough: Para mercancías que deben seguir el sistema FIFO (First In First Out).

Este sistema permite el almacenaje caótico, ubicando una misma referencia en diferentes niveles de diferentes columnas. Este sistema permite que diferentes carretillas satélites trabajen simultáneamente en paralelo.

Aprovechar el espacio del almacén con estanterías móviles y dinámicas

Almacenamiento en estanterías dinámicas:

Se llama así a los palets que se ubican sobre estanterías cuya base son unos rodillos y disponen de una ligera inclinación que permite que los palets vayan deslizando desde atrás (donde se cargan) hacia delante (donde se descargan), de modo que el palet anterior es “empujado” por el posterior a.C. adelante. Este sistema permite que se cumpla el sistema FIFO por sí solo y se ahorran manipulaciones repetidas sobre un mismo palet.

La gestión de transportes de carga completa merece detener el estudio de este tipo de estanterías por cuanto podría reportar ahorro en costes e manipulación de la carga en las estanterías más la carga de transportes en régimen de grupaje.

Tampoco tiene pasillos intermedios y debe cumplirse inevitablemente que cada uno de los niveles de las diferentes estanterías sea mono referencia. También existe la modalidad:

Push-Back: en el que los palets se carga y descargan por delante.

Almacenamiento sobre estanterías móviles:

Permite el almacenamiento en bloque, como en los dos casos anteriores, pero con la diferencia de que se permite el desplazamiento lateral, abriendo un único pasillo allá donde interese. Este tipo de almacenamiento es propio en los almacenes frigoríficos o en el almacenamiento en edificios como es el caso de las instituciones públicas y bibliotecas. También se utiliza en las farmacias.

Almacenaje con pasillos

Las estanterías convencionales son las más utilizadas dada su amplia versatilidad.

Tanto los operadores logísticos dedicados a una logística más especializada para cargas concretas como las empresas de transporte de carga especializada, utilizan una variedad de estanterías tan específicas como sea preciso. Entre otras:

      • Estanterías para cargas largas: Específicas para cargar barras de aluminio, acero, hierro, etc., así como también cajas alargadas y de poca profundidad. Están formadas por bases muy resistentes a los grandes pesos en forma de U ubicadas a diferentes distancias para poder almacenar diferentes longitudes.
      • Estanterías para carretes: Destinadas al almacenamiento de bobinas. Están formadas por barras de diferente longitud, ubicadas a diferentes alturas para almacenar bobinas o carretes de diferente diámetro.
      • Estanterías de profundidad (Dobles o más): En función del número de niveles de profundidad que ubiquemos, así será el número de pasillos que ahorraremos. Para Estanterías de doble profundidad, nos ahorraremos el pasillo que habría entre la estantería del nivel u no y el nivel dos; para estanterías triples, ahorraríamos dos pasillos y así sucesivamente.

Los diferentes niveles de un mismo hueco pueden ser mono o multireferencia aunque se aconseja, siempre que sea posible la mono referencia, ya que ello ahorrará manipulaciones innecesarias.


eBook Gratis sobre Comercio Exterior

Zúñiga Consultores

C/ Solano Botos, 5
49430 - Villaescusa (Zamora)
+34 633 321 723

Newsletter

eBook Gratis sobre Comercio exterior

© Copyright 2019 Zúñiga Consultores. Todos los derechos reservados.

Buscador